El secreto detrás de las fotos ganadoras de la II edición de la Floración del Tajinaste

Viendo las fotos ganadoras de la pasada edición de nuestro concurso, es inevitable preguntarse cómo surgieron y con qué equipo fotográfico fueron sacadas. Muchas veces la foto perfecta surge tras planificar meticulosamente la técnica que vamos a emplear, y en otros casos, es fruto de la espontaneidad. Para saber cómo fue en el caso de algunas de las fotos presentadas el año pasado, le preguntamos a tres de los ganadores para salir de dudas. Sus respuestas son bastantes sorprendentes:

Imperio red de José Antonio Cabello

Foto tajinaste
Categoría nocturna

José Antonio nos cuenta que, desde muy niño, subía con sus padres al Parque Nacional del Teide a contemplar la floración de los tajinastes en primavera. Recuerda experimentar grandes sensaciones al ver ese paisaje único, y afirma que ese sentimiento se ha multiplicado, desarrollando también un gran amor y respeto a la naturaleza.

La fotografía con la que obtuvo un premio en la categoría nocturna fue sacada durante una quedada con un grupo de amigos. Animados por participar en el concurso, decidieron subir a fotografiar los tajinastes, momento en el que inmortalizó su imagen Imperio red.

En cuanto a la técnica utilizada, nos cuenta que empleó unas directrices básicas pero muy efectivas a la hora de sacar fotos nocturnas: elegir un buen encuadre e iluminar con luz artificial. Nos confiesa que lo que más complicado le resultó fue la iluminación, sobre todo a la hora de conseguir un buen control del flash para lograr un color lo más real posible en los tajinastes. El equipo fotográfico que empleó es el que siempre suele llevar para nocturnas: su cámara Nikon y un objetivo 14.24 f2.8 de la misma marca.

Al preguntarle cómo surgió esta imagen, nos contesta que de manera espontánea. “A ras de suelo y mirando por el visor para seleccionar un encuadre, me di cuenta que podría salir una toma interesante. Fue el momento de inspiración al ver una serie de hermosos tajinastes en línea dirigiendo sus puntas hacia la Vía Láctea la que adopta una posición en horizontal”. Sin duda, en este caso la espontaneidad fue un gran aliado, dando como resultado una imagen sencillamente espectacular.

 

Endemismos de Arai Alonso Melián

Categoría macro

En esta cautivadora imagen, Arai Alonso combina dos elementos que encontramos con frecuencia al visitar el Parque Nacional del Teide en primavera. Uno es, como ya se habrán imaginado, el tajinaste, fotografiado en este caso en segundo plano. El otro es la pimelia, un escarabajo que podemos encontrar en las zonas altas de la isla. Arai tuvo la destreza de inmortalizar los dos elementos en una sola imagen, dando como resultado una fotografía verdaderamente única.

Para realizar la foto nos cuenta que hizo una doble exposición en cámara. En primer lugar, fotografió el tajinaste con una luz de contra y un fondo en sombra para que a la hora de exponer la pimelia, no se sobrepusiese. En segundo lugar, buscó la pimelia y colocó dos flashes, uno más duro en contra y otro ladeado más suave. Por último, una vez que el tajinaste y la pimelia estaban localizados y en posición, realizó la toma con mucha rapidez, ya que tal y como afirma: “solo dispongo de 30 segundos entre una foto y otra”.

Pareja de Esteve Garriga Surribas

Categoría macro

Esteve Garriga, autor de esta impresionante fotografía, nos cuenta que el lugar donde fue tomada es en la carretera antes de llegar al Hotel Spa Villalba, situado a los pies del Teide. A pesar de la belleza y originalidad de la imagen, asegura que la técnica que empleó fue muy sencilla. El equipo fotográfico utilizado consiste en una cámara Canon EOS 5D Mark III y un objetivo EF 100mm f/2.8 Macro USM de la misma marca.

Como anécdota, nos revela que el tajinaste que aparece en su foto ganadora era de los pocos que en ese momento había empezado su floración, por lo que había hasta tres personas sacándole fotos al mismo tiempo.

En cuanto a la técnica, confiesa que personalmente le gustan mucho los desenfoques, y que por ello decidió disparar a máxima apertura (f 2,8) y aproximándose al tajinaste lo máximo posible, con una temperatura un poco fría y en sombra.

Al fotografiar imágenes macro, asegura que nunca sale con ideas predeterminadas, sino que se deja llevar y se va inspirando según lo que va viendo. Esta imagen no es una excepción, y fue la inspiración la que lo llevó a captar esta preciosa fotografía.

Siempre unidos de Arai Alonso Melián

Foto tajinaste
Categoría nocturna

Arai Alonso, autor de la espectacular imagen Endemismos, nos revela el lado más técnico de la imagen ganadora de la categoría nocturna. Seguro que en más de una ocasión te habrás preguntado cómo se ha sacado esta impresionante fotografía, y ya por fin podemos compartirlo contigo.

El equipo fotográfico empleado consiste en un objetivo gran angular a ras de suelo e iluminación con linterna cálida. Además de una buena técnica, muchas veces en fotografía lo que hace que una imagen destaque es un pequeño guiño por parte de la naturaleza, y esto es precisamente lo que le pasó a Arai. El fotógrafo afirma que en esta foto tuvo el factor suerte a su favor, ya que se formaron unos coágulos de nubes pasajeras que apenas duraron dos minutos y rellenaron la parte superior de la imagen, dándole de ese modo una composición más llamativa.

Como sabemos que no todo es cuestión de suerte, también comparte con nosotros cómo consiguió la llamativa fotografía, poniendo de manifiesto su gran dominio de la cámara. En esta ocasión iluminó la fotografía con una linterna de luz cálida desde un lateral del tajinaste, consiguiendo así que resaltasen mejor las sombras.

Estos tres fotógrafos, además de un gusto impecable, comparten algo en común. Los tres consideran que el factor suerte juega un papel muy importante a la hora de salir con la cámara y fotografiar la naturaleza canaria. Y tú… ¿vas a probar suerte este año subiendo tus fotos de tajinastes a nuestro concurso de fotografía? Recuerda que puedes ganar estupendos premios en diferentes categorías. Participa ahora.